domingo, 22 de febrero de 2009

Noticias del Primer Mundo

Hace unos días se reveló en Londres una ley
antiterrorista que prohíbe tomar fotografías
a policías uniformados y personal militar en
la vía pública. Los reporteros gráficos
denuncian que la medida, "hará muy difícil
fotografiar cualquier tipo de protesta". La
nueva norma se efectiviza cuando la crisis
económica esta haciendo aparecer en la
superficie de la sociedad Inglesa uno de sus
peores rasgos, la xenofobia. De esta forma
la flamante ley viene a permitir todos los
excesos y la impunidad de quienes los
cometan, todo aquel que se anime a
fotografiarlos terminará en la cárcel.

2 comentarios:

MEP dijo...

la casa se reserva el derecho de admision, nada de compartir el horror, que genera.

be free, be none, be UK

choripanboy dijo...

ocultar la decadencia...